Encontrar trabajo en el mundo 2.0

Buscar empleo siempre requiere pasar por algunos momentos de desasosiego, sin embargo el mundo 2.0 ofrece tantas posibilidades que éstos pueden reducirse al mínimo.

¿Estás intentando entrar en el mercado laboral y aún no obtienes los resultados que buscas? No te preocupes. Lo importante es aparcar los dramas. Encontrando en ti la suficiente motivación, puedes conseguir grandes resultados y encontrar empleo antes de los que imaginas.

 

“No me gusta demasiado la palabra ‘estar en paro’. Uno se puede quedar sin trabajo pero nunca ‘parado’” Carlos Bravo, Fundador de Beguerrilla.

 

A continuación te proponemos tres pasos básicos para adentrarte en el empleo 2.0 con garantías. Lógicamente, los resultados dependerán mucho de tu profesión y de tu sector pero lo importante es que tengas algo claro: el camino del empleo no es tanto andar buscando oportunidades como hacer que te encuentren.

 

1er paso: un perfil digital

Ha llegado la hora de poner tus redes sociales al servicio de tus objetivos. Divertirse está bien, las fotos de tus vacaciones son increíbles y todo el mundo sabe que tienes muchos amigos pero tienes que dar un salto más. ¿Cuál? Cuenta que estás buscando trabajo y demuestra que te lo estás tomando en serio.

Una fórmula adecuada es centrarte en LinkedIn al 100% y compartir tu perfil en las demás redes cuando lo tengas optimizado. Basta una frase breve y el enlace a tu currículo para que tus contactos sepan que te estás moviendo.“He creado mi CV en LinkedIn. Estoy interesado en unirme a alguna empresa del sector tecnológico. Si te enteras de alguna oferta, no dudes en compartirla conmigo”. Claro, directo y conciso. Da las gracias luego y no olvides compartir tú también las ofertas que te lleguen.

 

2º paso: activa tu networking

 

Se calcula que el 80% de las ofertas laborales no se publican en los portales de búsqueda de trabajo. Es decir, la mayor parte de los trabajos se consiguen a través de contactos profesionales. Es hora de activar tu networking y empezar a hacer contactos de forma presencial y digital.

¿Por donde empezar? Acude a charlas y eventos de tu sector y contacta luego con las personas que has conocido o que has ido a escuchar. Recuerda que LinkedIn es mucho más que un currículo y que es una red profesional donde cada día puedes establecer nuevos contactos, relaciones y lo más importante: conversaciones.

Bastará un “Me encantó su charla de hoy. Creo haber aprendido cosas muy interesantes” para que el director de alguna empresa que haya participado como ponente en un encuentro al que hayas asistido te conozca, te recuerde y si  tienes suerte, te conteste.

 

3º paso: busca colaboraciones

 

Si aún no te decides a abrir un blog, puedes  intentar colabora en alguno para darle visibilidad a tu trabajo y tu perfil. A cualquier reclutador le interesará un perfil proactivo, relacional y resolutivo. Sobre lo que escribas no es tan importante como el hecho de demostrar que saber hacer conexiones laborales e ir a por objetivos concretos.

También es muy interesante que te ofrezcas como colaborador en algunas empresas que sean de tu interés, intentando establecer unas primeras relaciones como freelance o trabajador independiente. Para empezar a facturar, algunas cooperativas ofrecen la posibilidad legal de facturar sin ser autónomo, lo que te abre un mundo de posibilidades que puedes aprovechar.

¿Te gustaría saber más sobre empleo 2.0? Te recomendamos la guía del empleo 2.0 de Alfonso Alcántara, autor de Superprofesional, un libro divertido y 100% útil que cambiará tu perspectiva sobre tu forma de alcanzar el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *